Cuadro de texto:  Cuadro de texto: Silencio (un aviso)
Silencio
Silencio en el que mató por El Payo

 

Cuadro de texto: Daniel Martín
Cuadro de texto: Picadores         Roberto Barriga Pérez y Mario Herrero Ve/asco
Banderilleros    Manolo Linejo, José Antonio “Toñete” y Didier    Martin “Miguelito”
PRESIDENTE: D. Manuel Muñoz Infante
ASESOR: D. Luciano Briceño Lumbreras
DELEGADO GUBERNATIVO: D. Juan José Niño Rodríguez
VETERINARIOS: D. Fernando Mirat Arellano, Dª. Begoña Flores
Ocejo y D. Joaquín Sánchez de Lollano Prieto

Seis novillos de La Quinta

N° 18, Buenasnoches, cárdeno claro careto, 488, 1/05 Palmas

N° 52, Buenvino, cárdeno oscuro, 504, 11/04 Silencio

N° 76, Coriano, cárdeno oscuro coletero, 475, 11/04 Silencio

Cuadro de texto:
Pase de pecho de Daniel Martín
Final de la faena del primer novillo

 

Reseña

“El Payo” herido tras estropear con la espada una gran faena

19 DE MAYO DE 2008

 

19 de mayo. Novillada con picadores

 

Cuadro de texto:


 

 

 

 

Daniel Martín tuvo buenos momentos ante un novillo muy noble, pero no cuajó una faena maciza. mató al

cuarto de una buena estocada.

 

 

 

    

 

 

 

    Cuadrillas Buena tarde para las cuadrillas. Destacaron con los palos Luis Carlos Aranda, José Manuel Rodríguez, Vicente Herrera y José Antonio "Toñete",
que bregó impecablemente además con el cuarto. Ovación para el picador Tito Sandoval.

 

Fotos: Juan Pelegrín

 

 

Daniel Martín

 

 

 

 

MUNDOTORO.COM

Esos de eehhhh que piden el regreso de la verdad, deberían saber algo más de la historia del toro bravo. Y saber que, si baja el toro, baja el caballo. Y que si bajan ambos, se le puede 'meter más raza' y reordenar una suerte de varas ligera, lucida, lúcida, con sentido y proporciones. Pero esos prefieren mandar a galeras a Daniel Martín, torero que sale a la plaza de milagro con la mandíbula partida y que estuvo ocho días alimentándose de Colacao. Y que estuvo muy digno, asentado y haciendo las cosas con pulcritud en el primer novillo y que se empeñó en dejarse ver con los otros dos que lidió: el cuarto y el quinto. De más cuajo 'toritos', pero que se movieron con las caras altas y sin celo.

San Isidro 2008

Lunes, 19 de mayo. 12ª de Feria: Lleno.


Orden


Matador

Primer
novillo

Segundo novillo


Ganadería


1


Daniel Martín


Silencio
(aviso)


Silencio


La Quinta


2


El Payo


Ovación
(aviso)


Silencio


La Quinta


3


Pepe Moral


Silencio


Silencio


La Quinta

 

20:51 Se hace cargo Daniel Martín del novillo. Brinda a la cuadrilla de El Payo. Novillo desaborío. Gazapea y mide. Desarrolla. Dignísimo de nuevo con el astado más complicado. La gente le pide que abrevie de manera impertinente.

20:39 Voltereta espectacular a El Payo en un quite al ligar una chicuelina a una tafallera. Se lo llevan a la enfermería con una cornada en la parte posterior de la pierna izquierda, a la altura de la corva.

20:28 Más cuajo tiene el cuarto. Empuja con la cara alta en el caballo. Es el más deslucido del conjunto. Mala suerte para Daniel, que vuelve a mostrarse por encima de las condiciones de su antagonista. Una pena

19:31 Se viene a menos el animal. El torero le ha sacado lo que tenía. También con la zurda. Empieza a llover tímidamente. Tres pinchazos. Suena un aviso. La gente ha estado un tanto fría con el muchacho.

19:23 Primeras dos series con la mano derecha de muy buenas formas. Asentado concepto. Llevando toreado al utrero. Muy digno el salmantino.

19:16 Cumple el novillo en varas. El Payo se luce por chicuelinas.

19:08 Salta el primer santacoloma de La Quinta que se llama Buenasnoches, astifinísimo, se queda muy corto, Daniel Martín pierde pie. Primer susto de la tarde. Recordemos que ha hecho el paseíllo sin estar recuperado de una fractura de mandíbula sufrida hace menos de un mes.

19:00 Arranca el duodécimo festejo de la Feria de San Isidro, segunda novillada del abono. Saltan los tres novilleros al ruedo; Daniel Martín, que luce un terno azul marino y oro, El Payo, que viste de nazareno y oro y Pepe Moral que ha elegido para la ocasión uno turquesa y oro

 

 

BURLADERO.COM

FICHA DE LA DUODÉCIMA DE LA FERIA DE SAN ISIDRO EN LAS VENTAS

Las Ventas (Madrid). Lunes 19 de Mayo. 12ª de San Isidro. Más de tres cuartos de plaza.

Novillos de La Quinta, desiguales de presentación y hechuras y también de comportamiento. 1º y 3º, excesivamente terciados, manejables aunque sin raza. 2º, noble y enclasado, fuertemente ovacionado en el arrastre. 1º, aplaudido en el arrastre. 5º, bravo en varas. 4º, descastado y 6º, deslucido y a menos.

Daniel Martín
, silencio tras aviso, silencio y silencio en el que mató por El Payo.
El Payo
, ovación con saludos tras aviso en el único que mató.
Pepe Moral, silencio tras aviso y silencio.

En la novillada de La Quinta hubo de todo. Por presentación y comportamiento. Primero y tercero tuvieron aire algo asaltillado. Cariavacado aquél, de bajo trapío el tercero, por estrecho y pobre de cara. Tanto disgustó que los primeros lances se corearon con miaus de desaprobación. Con justicia.

Terciaditos fueron esos tres ejemplares. Sin embargo, al final fueron los de más y mejor son. En distintos grados. Superlativo el segundo, nobilísimo a más no poder. Un carretón en el ruedo. Templado el primero, al que faltó sin embargo pujanza. Fue a más el tercero, con mejor casta y son. Noble y templado. Los tres tuvieron una virtud principal: su fijeza.

Los tres hermanos de encierro tuvieron más cuajo que los primeros. No mal estilo, que no lo sacó el encierro. El cuarto, encastado, se vino abajo después de que le diesen lo suyo en el caballo. Más pasó con el quinto, que hizo pelea de bravo en varas pero al que no le dieron ni la distancia ni el sitio adecuado y que terminó pagando la sangría. El sexto, que hizo cosas feas de salida, quiso tomar la muleta por bajo a las primeras de cambio, pero acusó también dos largos puyazos. Se pasaron en el castigo.

El salmantino Daniel Martín acudía convaleciente de una fractura en la mandíbula. No estaba para Madrid. Quiso pero no pudo.

Daniel Martín tiró de oficio pero le costó conectar una y otra vez con los tendidos. Sin quietud alguna en las tres intervenciones, pues tuvo que actuar por el cogido mexicano.


           

            EL MUNDO

LUCAS PÉREZ 

MADRID.- Seis novillos de La Quinta, bien presentados, excepto el tercero, abecerrado. Tuvieron un encastado e interesante comportamiento, destacando el lidiado en segundo lugar, bravo en el caballo y excelente en la muleta.

Daniel Martín: silencio (tres pinchazos y estocada), silencio (estocada) y silencio en el que mató por El

Payo (pinchazo y estocada contraria).

Daniel Martín tuvo que estoquear tres novillos. El mejor fue el primero, con el que rayó a buen nivel en una faena poco valorada por los aficionados. Su nivel bajó en los dos siguientes, más complicados, con los que tampoco terminó de acoplarse.

 

EL PAIS

La corrida de hoy

- Novillos de La Quinta: los santacolomas que tanto interés suscitan. –

Daniel Martín: se habla bien de él, sobre todo tras desorejar una novillada en Galapagar.

Daniel Martín convalecía aún ayer de una lesión en la mandíbula que le impide emitir palabra alguna, y así nos lo explicaron los miembros de su cuadrilla. Tal vez ello justifique en parte la actuación del alemán-salmantino, que no fue todo lo satisfactoria que a él le hubiera gustado.

Daniel Martín se llevó la peor parte, porque se enfrentó a tres novillos -primero y quinto, muy manejables- y pasó sin pena ni gloria, que es la peor forma de pasar por esta plaza. Ilusión no debe faltarle; quizá, no cuenta con las condiciones adecuadas. Torea ventajista, como casi todos, y le falta sangre en las venas. Así, se mostró mecánico y frío con su primero, y quedó en evidencia ante el quinto. Pero lo malo no fue eso: lo malo es que se dio cuenta todo el mundo...

 


TRIBUNA

 DE SALAMANCA

Martes, 20 de mayo de 2008    

TOROS

CHARRO EN SAN ISIDRO

Como un jardín sin florecer

Daniel Martín. El novillero salmantino no tuvo opción de poder lucirse ante un lote que le resultó imposible

Última actualización 20/05/2008@00:22:45 GMT+1

FICHA DEL FESTEJO

Ganadería: Se lidiaron novillos de La Quinta, parejos de presentación, con la excepción del tercero, más bajo que el resto y con poco poca cara, aunque con nobleza), lo protestaron de salida. Con la excepción del segundo, los demás, en general fueron de poco juego y algunos con complicaciones. Destacó el lidiado en segundo lugar, un gran novillo que fue largamente aplaudido en el arrastre.

Daniel Martín (azul pavo y oro): En el primero, pinchazo, pinchazo hondo, pinchazo y estocada (palmas tras aviso). En el cuarto, estocada (silencio). En el quinto, que mató por cogida del Payo, pinchazo hondo y media tendida (silencio).

Octavio Paz ‘El Payo’ (lila y oro): Dos pinchazos, pinchazo hondo, tres descabellos (Saludos). En el quinto resultó cogido y pasó a la enfermería.

Pepe Moral (azul cielo y oro): Pinchazo, estocada, tres descabellos (palmas tras aviso). En el sexto, estocada (silencio).

Enfermería: Durante la lidia del quinto toro ingresó en la enfermería el novillero Octavio García ‘El Payo’ con herida pos asta de toro en tercio inferior cara posterior del muslo izquierdo con una trayectoria hacia abajo de 15 centímetros con rotura de aponeurosis y contusiona arteria y vena poplíteas. Pronóstico menos grave.

Cuadrillas: Manolo Linejo le hizo un oportuno quite a Daniel Martín en el primero, al que bregó muy bien. Al quinto lo picó muy bien el varilarguero salmantino Tito Sandoval.

Ambiente: La plaza casi se llenó en tarde plomiza.

Paco Cañamero / MADRID

A Daniel Martín con las ansias que tenía de que llegara la tarde de ayer, no creo que al final le queden ganas de enmarcar el cartel para añorar su presentación en la Feria de San Isidro. Mató tres novillos y a sus manos no fue a parar ninguno de los dos que ‘sirvieron’ (como se dice en la jerga). Se quedó con la miel en los labios y lo que es igual miró cómo su jardín se quedó sin florecer y eso que lo tenía tan bien regado y preparado para disfrutar de él. Pero ya se sabe que en esto de los toros el hombre propone, Dios dispone y el toro lo descompone.

De momento tenía un mérito enorme que después de que hace un mes un toro le partiera la boca por tres sitios, sin estar totalmente curado, hiciera el paseíllo nada menos que en Las Ventas y que estuviera todo lo digno que se puede estar y que permiten las circunstancias. Además, en torero y sin gesticular, ni querer ‘vender’ cara a la galería que hace tan pocos días estuviera postrado en el lecho del dolor. Él llegó con la responsabilidad que se debe venir a Madrid y así estuvo toda la tarde el de Aldeanueva de Figueroa. Sus momentos más brillantes llegaron en el primero de su lote, un novillo bajo de raza y de poca condición, pero al que Daniel aprovechó en la medida que pudo, no la que él hubiera deseado. De salida se estiró bien a la verónica en dos lances, pero al tercero se resbaló y llegó un susto cuando se cayó en la cara del novillo, que no lo hirió porque llego el capote salvador de Manolo Linejo, siempre en su sitio. Ahí, el novillo anduvo algo pegajoso, como también en los primeros compases tras la apertura de la faena de muleta. Pero Daniel lo vio, le dio distancia, no lo agobió y comenzó a citar abierto el compás y la planta erguida para torear sobre la derecha con mucho gusto y sobre todo con una interpretación muy clásica. Con mucha pureza, citando con la muleta adelante y trayendo toreado al novillo con mucha naturalidad. La pena fue que el novillo no valía casi nada y encima cuando mejor lo estaba toreando comenzó a llover y eso, con la gente abriendo paraguas y colocándose chubasqueros se olvidaron un poco del novillero, que enseguida volvió a poner a todos de acuerdo con un tanda de naturales. Pero ya estaba el novillo tan exprimido que no le ayudó nada a la hora de matar. Porque pinchó varias veces y se diluyó la posibilidad de obtener un trofeo.

 

En el otro no hubo opción. Aunque a su favor jugó la dignidad y torería con la que anduvo por la plaza. Después, le tocó jugar el ‘tercer tiempo’ o sea matar el quinto por cogida de su compañero y tampoco tuvo posibilidades de remontar. La tarde ya estaba vencida. Ahora la conclusión es que Daniel Martín merece volver a esta plaza, porque a un novillero con torería y sentido clásico es muy difícil de ver.
‘Abejorro’, novillo de bandera
Al mexicano El Payo le tocó ayer la lotería. No la que vende El Platanito, sino con la que sueñan los toreros cuando los contratan en Madrid. O sea que te salga el toro de tus sueños. Y ese premio, o lotería, la tuvo en sus manos este mexicano con ‘Abejorro’, uno novillo de bandera, pero la perdió cuando se lió a pinchar después tener ganadas las dos orejas en buena lid con su buen toreo. Porque sucedió lo mismo que si usted compra unos billetes, al final resultan agraciados con el premio y cuando va al banco a por la ‘pasta’ los ha perdido. Pues lo mismo, deben dar ganas de pegarse un tiro. Ayer, al Payo le debió quedar la misma sensación incrementada por esa cornada que sufrió en un lugar muy doloroso. Porque para que vean cómo cambia la película, el muchacho que debió salir por la puerta grande, al final acabó en la enfermería y sin premio. Así es el toreo.

Pepe Moral aburrió con su primero, que aunque tuvo nobleza la gente no le dio importancia, por su escasa presentación. Tampoco tuvo opción en el sexto, al que mató con dignidad mientras la gente abandonaba la plaza comentado que ‘Abejorro’ el segundo novillo tenía que haber hecho rico al Payo, pero se conoce que El Cid ya deja escuela. Osea, cuajar toros, pero no matarlos.

 

EL ADELANTO

 

SAN ISIDRO EL MEXICANO PAYO GOZÓ DE UN NOVILLO DE TRIUNFO GORDO Y LO PINCHÓ PARA DESPUÉS CAER HERIDO MENOS GRAVE

Dos novillos y ningún novillero

Ninguno de los buenos utreros correspondió al torero salmantino, que pasó sin suerte

El novillero Daniel Martín intenta el toreo al natural ante el primer novillo de la tarde de ayer en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid.

-          JUAN MIGUEL NÚÑEZ –